Ruta por la Selva Negra y Alsacia

Explora dos de las regiones más hermosas de Centroeuopa, repletas de inolvidables paisajes, bucólicos pueblos y ciudades con mucha historia

Gracias a esta fantástica Ruta por la Selva Negra y Alsacia podrás descubrir dos de las regiones más hermosas y agrestes de Alemania y Francia, respectivamente, separadas tan solo por el curso del Rin. Y lo harás a tu ritmo al volante de un coque de alquiler, dejándote llevar por los horarios que tu te marques. La siempre misteriosa y atractiva Selva Negra alemana es uno de los grandes tesoros naturales de Alemania. Es una región montañosa cubierta de bosques infinitos y de espectaculares cascadas, en cuyas laderas los viñedos cubren el paisaje hasta el horizonte. Un oasis de naturaleza salpicado de pintorescos pueblos que parecen sacados de un cuento de hadas, con sus casas de entramado de madera, sus calles empedradas y sus fachadas engalanadas de coloridas flores. Como Gengenbach, considerado uno de pueblos más coquetos de Alemania. En Friburgo de Brisgovia, otra localidad llena de encanto, te sorprenderán sus calles recorridas por pequeños canales y su patrimonio histórico. Y el fabuloso lago Titisee se te quedará grabado para siempre en la retina. Después de saborear la Alta Selva Negra, la Ruta se adentra en Francia por las bellas tierras alsacianas de paisajes sublimes, como los del Parque Natural Ballons des Vosges, de viñedos excepcionales, que podrás admirar en los alrededores de Colmar, la capital de los vinos de Alsacia, y de delicias gastronómicas difíciles de olvidar. Durante este viaje descubrirás tradiciones y leyendas sorprendentes, así como el notable patrimonio monumental de la hermosa ciudad de Estrasburgo o el imponente Château du Haut-Koenigsbourg. Como guinda al pastel, esté reservada una jornada para Le Parc du Petit Prince, un parque de atracciones que sacará al niño que todos llevamos dentro. Un inolvidable viaje para disfrutar en pareja, con amigos o en familia.

Categorías: ,